SHARE

No hay nada igual que dormir como un bebé. Y es que ellos son los expertos. La importancia del sueño para el recién nacido, más allá de la del simple descanso, merece un buen cuidado por nuestra parte. Si bien no siempre va a dormir en casa, sino que dormirá en el carrito, en el coche o en nuestros brazos, proporcionarle una buena cuna de bebé le ayudará a dormir cuando estemos bajo nuestro techo, y, aún más importante, cuando estemos durmiendo nosotros. Vamos a buscar, pues, un lugar en el que se encuentre a gusto, pues aunque no parezca un uso muy exigente, pasará muchísimo tiempo en la cuna, un tiempo muy importante para su crecimiento.

El elemento de la cuna que más se va a utilizar es el propio colchón. Los colchones duros pero no rígidos son los que mejor van a adaptarse a su postura. Conviene que, sin ser demasiado amplio, tenga espacio de sobra, para poder ver alrededor y moverse con libertad, aunque los fabricantes suelen ofrecer casi siempre medidas semejantes. Recordemos que no hay que contar con espacio para almohadas, ya que no es adecuado que el bebé las use.

La estructura que rodea al colchón también nos da distintas opciones para elegir. Puede ser de varios materiales, aunque es habitual la madera. Hay maderas más rígidas pero más pesadas y otras más ligeras pero endebles. Si la cuna va a moverse o a cambiarse de sitio con cierta frecuencia, lo mejor es que esté hecha de un material resistente pero no muy pesado. Hay que prestar atención a los bordes de toda la estructura, que deben ser romos para evitar las problemáticas esquinas. Sobresaldrá por encima del colchón unos 80 centímetros, según las medidas más estandarizadas. De esta manera, el bebé podrá asomarse a su alrededor sin peligro de caídas y sin alcanzar objetos que puedan ser peligrosos.

Para esa visualización, las cunas cuentan con barrotes, a los que, además, el pequeño puede agarrarse cuando empiece a practicar el control sobre sus manos. Los barrotes no se deben separar más de 7 centímetros, pero tampoco es recomendable que estén muy juntos, ya que no dejarían visualizar todo lo que le rodea ni a quien quiere ver el bebé. Para que no le despisten precisamente los elementos de alrededor de la cuna cuando queremos que mantenga el sueño, existen telas que tapan los barrotes de la parte superior de la cuna, cortando su campo de visión y facilitando volver al sueño si se despertase.

Muchas veces querremos interactuar con el bebé mientras está en la cuna, y es algo que debemos tener en cuenta también. Si queremos acoplarle un móvil, o si queremos que tenga juguetes al alcance, así como si queremos manejarle en la cuna o si nos vamos a agachar muchas veces cuando esté reposando. Pensar en este tipo de actividades que hacemos con la cuna es muy importante, ya que puede que nos haga falta una cuna más fuerte, o de mayor o menor altura, para disfrutar nosotros con nuestro bebé, y nuestro bebé con nosotros, dejando que sea sólamente el momento que hemos creado el que le acompañe.

*********
A continuación, la cuna de viaje más vendida de Amazon con un precio muy económico, la Cuna de Bebé Infantastic.

*** Pincha AQUÍ y rellena tus datos para convertirte GRATIS en Amazon Buy VIP. Tendrás hasta un 70 % de descuento en moda y estilo de vida.

SHARE
Artículo AnteriorCarrito de bebé
Siguiente artículoComparativa de Carritos de bebé y Portabebés
Quiero ayudar a los papás y mamás que buscan sus productos por internet, quiero ahorrarles tiempo y dinero. Selecciono los mejores productos basándome en las opiniones y valoraciones de otros usuarios. Separo el grano de la paja para ti.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY