Inicio Carritos de bebé: La mejor guía de compra del 2017

Carritos de bebé: La mejor guía de compra del 2017

Guía de compra 2017

  • ¿Qué tener en cuenta para comprar un carrito de bebé?

Tipos de carritos de bebé

  • Clásicos
  • Americanos
  • Todo terreno
  • Gemelares
  • Ligeros
  • Para deportistas

Mejores marcas de carritos para bebés

  • Chicco
  • Jane

Complementos necesarios para el bebé

  • Mejores bolsos para el carrito de bebé
  • Mejores sillitas de coche
  • Mejores sillas a contramarcha
  • Mejores portabebés

Voy a contarte la verdad sobre los cochecitos de bebé, así que presta atención y… Espero que te gusten mis consejos 🙂

Cómo elegir un carrito de bebé

Una silla de paseo es una pieza clave en el cuidado de nuestro bebé, algo muy necesario desde que nace hasta que el niño es capaz de caminar sin problemas y una buena distancia por su cuenta, lo cuál suele ocurrir en torno a la edad de 3 o 4 años; aunque la verdad es que muchos padres utilizan sus cochecitos hasta que su hijo tiene 7 u 8 años cuando tienen que caminar mucho y el día va a ser largo, no vaya a ser que sobrecansemos a nuestros pequeños.

El problema es que con tantos tipos diferentes de cochecitos disponibles, puede ser difícil saber cuál es el más adecuado para nuestra familia. Considera dónde vives, dónde tienes pensado empujar tu cochecito y cuánto dinero quieres gastarte. Si tienes planeado llevar a tu hijo en largas caminatas urbanas, necesitarás un cochecito que sea robusto pero fácil de maniobrar sobre con los incómodos bordillos, dentro y fuera de las tiendas y a través del transporte público. Si en cambio vives un estilo de más rural como en el campo, y también más orientado al automóvil y a trayectos en coche de aquí para allá, tu cochecito deberá ser fácil de plegar y encajar en tu coche.

Si vas va a utilizar un cochecito de bebé principalmente para hacer compras rápidas en el súper, quizás necesites tener dos; uno muy ligero para llevártelo rápidamente a hacer la compra, y otro más robusto, grande y cómodo para los paseos más largos. ¿Eres deportistas? Las madres y padres deportistas que quieren llevar a su bebé con ellos cuando corran o caminen necesitarán obligatoriamente un cochecito de jogging resistente.

Al final, si lo piensas, podrás acabar fácilmente con tu armario lleno de cochecitos a medida que tus hijos crecen y tus necesidades van cambiando con el tiempo y con su crecimiento.

Ahora, vamos a ver unos buenos consejos para saber cómo comprar correctamente el carrito que estás buscando:

Seguridad: Asegúrate de que el armazón del cochecito se bloquee firmemente en su posición y con un mecanismo que sea fácil de usar y no te cueste Dios y ayuda activarlo; esto evitará que se rompa accidentalmente durante el transporte del bebé y que el carrito se quede quieto cuando así lo necesitamos. Examina el cochecito para ver si hay bordes afilados o protuberancias peligrosas; los deditos de las manos y de los pies de nuestros pequeños pueden quedar atrapados entre las partes metálicas o pellizcados por resortes descubiertos.

Arneses: Un sistema de retención adecuado y cómodo es una obligación, una necesidad. El sistema más seguro es un arnés de cinco puntos que se envuelve alrededor de la cintura, entre las piernas, y desciende sobre los hombros. Comprueba si hay una hebilla que sea fácil de desenganchar que al mismo tiempo asegure al niño.

Asiento ajustable: Los recién nacidos necesitan un asiento que se recline a una posición casi plana hasta que tengan el control de la cabeza y puedan sentarse, lo cuál ocurre por lo general alrededor de los seis meses. Incluso para los bebés mayores o niños pequeños, un asiento reclinable es una grandísima ventaja para la hora de su siesta. Algunos cochecitos tienen asientos que se pueden voltear para mirar hacia el papá o la mamá que esté empujando el carrito. Comprueba que el mecanismo de reclinación del asiento sea fácil de usar, preferiblemente con una sola mano.

Maniobrabilidad: Ten en cuenta que debes ser capaz de empujar un cochecito en línea recta y poder conseguir darle la vuelta con una mano. Si el cochecito tien ruedas que pueden girar tanto en la parte delantera como en la trasera, hará que el cochecito sea muchísimo más fácil de girar y de maniobrar.

Frenos: ¿Son los frenos de tu cochecito fáciles de manejar, incluso si estás usando zapatos de tacón? Pruébalos si puedes antes de comprarlos; las ruedas deberñían bloquearse justo al contacto con nuestro pie y con sólo imprimir un poco de fuerza. También considera si deseas usar frenos que bloqueen ambas ruedas traseras a la vez, o que se bloqueen de manera individual. La mayoría de los padresbuscan que ambos se bloqueen a la vez. ¿Sabías? Los cochecitos de jogging pueden tener frenos accionados a mano, así como frenos de pie.

Altura del mango de empuje: Las manijas deben estar al nivel de tu cintura o quizás ligeramente por debajo. La mayoría de los cochecitos se construyen para una mujer de tamaño medio. Si tú no encaja en esta descripción y lógicamente muchos padres no lo hacen es posible que tengas que buscar una silla de paseo con manijas ajustables o uno con las agarraderas más altas.

Capota: Un cochecito con cortina ajustable incorporada, protegerá a tu hijo del sol y la lluvia y el viento y hará que los paseos sean más cómodos y llevaderos. Los toldos con tela que ofrece protección UV son los mejores para los paseos bajo el sol.

Compartimentos para almacenar cosas: Una cesta debajo del asiento es útil para guardar una bolsa de pañales o la comida del bebé. Considera qué más cosas vas a cargar; si planeas llevar a tu bebé en las salidas de compras, por ejemplo, querrás una canasta que sea muy espaciosa.

Tejido fácilmente lavable: Donde quiera que vaya tu bebé, seguro que le seguirán los desastres y las manchas. Las cubiertas de tela cambiables pueden facilitar enormemente la limpieza y… tu tranquilidad mental.

Versatilidad: Existen cochecitos individuales que se pueden convertir a un doble o triple, los cuales son útiles para los padres que planean tener más hijos. Busca los cochecitos que llevan accesorios como bañeras, tablas para cambiar, e incluso asientos adicionales para más bebés.